¿Estás buscando bolsas de chuches para cumpleaños? ¡Prepara la tuya y sé el más original!

Una fiesta de cumpleaños es sinónimo de diversión y regalos para los más pequeños. Es un día muy especial para el cumpleañero pero también para que todos los invitados se sientan en cierto modo protagonistas de la celebración. 

Las bolsas de chuches en los cumpleaños o en cualquier fiesta infantil es un detalle que no puede faltar. A los niños les encanta llevarse a casa un recuerdo tan dulce y son una forma de agradecer los regalos y la asistencia a la fiesta. Si tienes algún cumpleaños infantil a la vista, te contamos cómo preparar bolsas de chuches originales para los niños y ¡también para los adultos! 

Aunque ya existen bolsas de chuches preparadas como nuestro Cono Party, puedes ir un paso más allá y crear unas bolsas totalmente personalizadas que sean especialmente pensadas para los invitados.  

Te contamos todo lo que necesitas para preparar tus propias bolsas de chuches y que no te falte ningún detalle: 

  • Elige una temática o color predominante para las bolsas de chuches. Puedes ayudarte del cumpleañero, seguro que él tiene chuches favoritas o color que te ayude a elegir. 
  • Hazte con bolsitas de cartón o papel de pequeño tamaño para incluir las chuches en ellas. Puedes comprarlas ya de algún color o temática, pero también puedes decorarlas con cintas o goma eva y cerrarlas con algún lazo de color. Además, puedes escribir en ellas los nombres de cada invitado o añadirlo en una pequeña tarjeta para darles ese toque personalizado. 
  • Otra opción es preparar tantas bolsitas como invitados tengas en una mesita junto con recipientes de diferentes chuches y gominolas. De esta forma, cada invitado podrá crear su propia bolsa de chuches del cumpleaños como más le guste. 

Bolsas de chuches para cumpleaños personalizadas 

Si has elegido crear tus propias bolsas de chuches, te recomendamos que elijas entre 8 y 12 chucherías diferentes para que incluya lo indispensable en todas ellas, te dejamos varias ideas como inspiración: 

  • Caramelos con palo: a los peques les encantan y más si lleva chicle como nuestro Pompainter. 
  • Dipper: una bolsa de chuches no estaría completa si este clásico caramelo masticable y de irresistible sabor. Puedes optar por el mítico Dipper sabor fresa o apostar por cualquiera de sus otros sabores o formatos. 
  • Gominolas: son indispensables en cualquier fiesta infantil, incluye gominolas con formas divertidas para los peques como Dentaduras, Botellas Cola, Gusanos o Huevos Fritos. Son unos básicos que encantan a pequeños y a mayores con los que acertarás seguro. 
  • Chuches pica: añade un toque picante con gominolas pica como los divertidos Dedos, Ladrillos Rellenos. 
  • Cintas: son chuches que dan mucho juego para los peques y puedes jugar con diferentes colores para crear la composición de tu bolsa, incluso existen Cinta Pica Multicolor. 
  • Chicles: son otro básico que no puede faltar en cualquier bolsa de chuches. Añade los clásicos Melones o bien incluye un toque diferente con chicles divertidos y relleno líquido como nuestros Alien Eggs. 
  • Nubes: son otro básico favorito de muchos niños. Hazte con diferentes colores como nuestras Dulcinubes para personalizar cada bolsa de chuches. 

Además, una ventaja de preparar las bolsas de chuches personalizadas es poder crear composiciones atendiendo a los alérgenos o preferencias del niño o niña, incluso hacerte con una selección de chuches sin gluten si alguno de los invitados es intolerante o celíaco.   

Preparar estos detalles sin duda te hará pasar un rato divertido y se convertirá en un buen recuerdo para cada invitado por su originalidad.  

¡Y a disfrutar de la fiesta!