¿Cómo preparar bolsas de chuches de cumpleaños originales?

 

Una tradición muy habitual en los cumples es elaborar bolsas con distintos tipos de chuches para repartirlas a todos los invitados y que se puedan llevar un recuerdo de lo más dulce de la celebración.  

Inicialmente, se trataba de bolsas para chuches cumpleaños como tal, es decir, una serie de golosinas, caramelos y demás dulces guardados dentro de una bolsita de plástico. Pero, en la actualidad, este elemento ha ido evolucionando y han ido apareciendo ideas más novedosas que han llevado a convertir estas clásicas bolsas en otras piezas para guardar todo tipo de chucherías. 

A continuación, vamos a ver qué elementos no pueden faltar en las bolsas para chuches cumpleaños, además de conocer algunos ejemplos que nos van a ayudar a crear estos tradicionales revoltijos de chucherías de una manera de lo más original, ¿nos acompañas? 

¿Qué no puede faltar en una bolsa de chuches para cumpleaños? 

A la hora de crear una bolsa de chucherías para cumpleaños hay una serie de dulces imprescindibles que no pueden faltar, estos son: 

  • Golosinas de diversos tamaños, texturas y sabores, para garantizar que pueda haber alguna que le guste a todo el mundo. 
  • Caramelos con palo, que ayudan a que los más peques puedan comerlos de manera más sencilla. 
  • Regalices de chuche, también disponibles en múltiples sabores, para todos los gustos. 
  • Lenguas y otras chuches con pica, para los amantes del toque ácido de estas deliciosas piezas. 
  • Nubes y demás golosinas blanditas, ideales también para los más pequeños. 
  • Chicles, la mejor manera de terminar las bolsas para chuches cumpleaños.  

botella-cristal-chucherias 

Ideas originales para hacer bolsas de chuches y otros formatos 

Ahora que ya tenemos escogidas todas las golosinas que vamos a introducir en las bolsas para chuches cumpleaños, llega el momento de crear envoltorios originales para albergarlas. Son muy fáciles de hacer, se trata de una manualidad de lo más divertida y no dejarán a nadie indiferente. Vamos a conocer cinco ejemplos de lo más llamativos.

1.Clásica máquina de chicles

Se pueden crear de manera sencilla con materiales que se suelen tener en casa o que se pueden conseguir fácilmente. Y es que solo se necesitan vasos de cartón de color rojo, bolas transparentes como las del árbol de Navidad, un rotulador negro, tijeras, celo y, por supuesto, las golosinas elegidas. En este caso, se recomienda optar por chucherías redondas, que hagan las veces de los clásicos chicles de bola de las máquinas. 

Para crear la máquina de chicles con chuches, primero debes introducir las chucherías elegidas en la bola de plástico. En la parte inferior del vaso, haz un pequeño agujero e introduce la bola para, posteriormente, pegarla con celo. Por último, dibuja la ranura por la que saldrían los chicles en un extremo del vaso con el rotu negro. ¡Y lista la máquina de chucherías!

2.Botellitas o tarros de cristal

Una manera de reciclar materiales que solemos tener por casa es utilizar pequeñas botellas o tarros de cristal, aunque también es posible conseguirlos en cualquier establecimiento de materiales para manualidades. También vamos a necesitar pinturas de colores y, una vez más, nuestras chuches favoritas. 

El procedimiento es de lo más sencillo, tan solo tienes que introducir todas las chucherías elegidas en la botella o el tarro de cristal. Posteriormente, tras cerrar con el tapón, llega el momento de la decoración. Puedes pintar sobre el cristal los motivos que más te gusten, ya sea un estampado o simplemente el nombre de cada invitado. También se pueden pegar muñequitos en el tapón, para conseguir un resultado aún más divertido.

3.Paquetitos de cartón

Y si hablamos de manualidades con elementos que tengamos por casa, nada mejor que crear unos pequeños paquetes de chucherías con rollos de papel higiénico. Los demás materiales que vamos a necesitar son papeles de colores, pinturas líquidas, rotuladores o ceras de varios colores, celo, tijeras y lazos o una cuerda de rafia para cortar. 

Para conseguir que estos paquetitos sean más atractivos, se recomienda forrar el cartón del papel higiénico con papeles de colores y pintarlos con los detalles deseados. Antes de introducir las chucherías, es necesario doblar los extremos para poder crear un paquetito cerrado. 

Por último, una vez hayamos introducido todas las chuches, se puede cerrar de manera estética con la ayuda de un lazo o de un trocito de cuerda.

4.Sacos repletos de chuches

Otro ejemplo de lo más llamativo, bonito y fácil de crear son los sacos de chuches. Para ello, es necesario conseguir pequeños sacos o bolsas de lino o de yute. Estos se pueden personalizar cosiendo o, de manera más sencilla, pintando alguna imagen, por lo que serán necesarios también rotuladores para tela. Y lo que nunca puede faltar en nuestras bolsas para chuches cumpleaños, las chuches, por supuesto. 

Esta manualidad es de las más sencillas, ya que basta con introducir las chuches en el saquito que previamente se ha decorado con dibujos o con nombres con ayuda de los rotuladores.

5.Bolas de juguete con chucherías

El último ejemplo se puede crear de manera sencilla con bolas de plástico, ya sean bolas para el árbol de Navidad que se puedan abrir o bien las típicas que vienen en las máquinas con juguetes. Además de las chucherías, vamos a necesitas rotuladores y lazos para decorarlas. 

También es una manualidad simple, dado que únicamente hay que decorar la bola. Tras introducir las chuches elegidas, se puede colocar un lazo alrededor de la bola como detalle final. 

 bola-chuches 

  

En Vidal Golosinas, disponemos de una amplia variedad de chuches de diversos tipos para crear las mejores y más deliciosas bolsas para cumpleaños. En nuestro catálogo disponemos de alternativas de chuches sin gluten, sin grasa, sin azúcar, así como chucherías veganas y halal. Elige las chucherías de Vidal Golosinas que más te gusten y crea bolsas para chuches cumpleaños deliciosas, conseguirás que tus invitados no se olviden de tu fiesta.