Cómo hacer un Candy bar casero: paso a paso

Las golosinas se han convertido poco a poco en las protagonistas de muchos eventos. Cada vez son más las bodas, cumpleaños, bautizos y demás celebraciones que cuentan con un Candy Bar para que los invitados puedan servirse y probar las diferentes chuches que haya. En Vidal Golosinas sabemos que las chuches dan un toque especial a cualquier momento, por este motivo hemos hecho esta guía paso a paso sobre cómo hacer un Candy Bar casero y que tus invitados queden maravillados.

 

Primer paso: Escoge la mesa ideal para hacer tu Candy Bar

Una de las primeras cosas sobre cómo hacer un Candy Bar casero es saber en qué mesa colocaremos todas nuestras golosinas. Para ello tendrás que tener en cuenta la cantidad de personas que disfrutarán de las chuches. En el caso de que sean chuches para cumpleaños deberás saber cuántos niños estarán en la fiesta para poder calcular aproximadamente la cantidad de gominolas pondrás en tu Candy Bar.

Esto es de vital importancia, ya que si tienes muchos invitados, como suele darse en eventos como bautizos o bodas, tendrás que contar con una mesa grande que te permita colocar las diferentes golosinas o hacer dos Candy Bar para que no se amontonen todas las personas en el mismo. Si son pocos invitados tendrás que contar con una mesa más pequeña porque así no parecerá que sobra espacio por todos lados y tus chuches podrán lucirse.

Segundo paso: Juega con el espacio de tu mesa para hacer tu Candy Bar

La segunda cuestión a tener en cuenta sobre cómo hacer un Candy Bar casero es que puedes lograr llamar la atención si juegas con el espacio y con las golosinas que pondrás en este. Uno de los trucos para lograr que uno de los tipos de chuches que hayas utilizado pueda llamar la atención de tus invitados es jugando con las alturas.

Si decides colocar algunas de tus golosinas más altas que otras, podrás crear una jerarquía entre todos los ingredientes de tu Candy Bar. En la parte trasera de la mesa tendrás que colocar aquellas chucherías que sean más altas, mientras que en el centro de la mesa colocarás aquellas chuches que quieres que destaquen. Puedes conseguir este efecto utilizando algunas cajas como elevadores o cualquier cosa que permita elevar nuestras golosinas.

Tercer paso: Busca el estilo perfecto para tu Candy Bar

Otro aspecto sobre cómo hacer un Candy Bar casero es escoger el estilo que este va a tener. Para ello lo primero que tienes que tener en cuenta es el tipo de evento que vas a celebrar. En el caso de que necesites chuches para un bautizo, por ejemplo, podrás jugar con el tipo de golosinas que tendrás en la mesa. Hay personas que para este tipo de eventos les gusta jugar con los colores de las chuches, siendo el rosa y el azul los más empleados.

Esto le puede dar un toque especial a tu mesa, pero no es necesario para que esta sea espectacular. Si quieres que tu Candy Bar tenga un estilo rosa puedes apostar por chucherías como dulcinubes estriadas, corazones de fresa, besos de fresa con nata o tartitas de fresa y nata, entre otros.

Por otro lado, si quieres que tu mesa tenga un estilo más azulado podrás emplear chuches como dulcinubes azules, corazones pica, rayaditos de frambuesa, dipper XL de frambuesa, entre otras golosinas. Otra opción de cómo hacer un Candy Bar casero es usar una temática concreta, sobre todo cuando es para comuniones o cumpleaños. Por ejemplo, si a un niño le gusta mucho el futbol podremos realizar nuestro Candy Bar con chuches para comuniones utilizando gominolas de color verde o que cuya temática sea relacionada con el futbol.

Esta misma idea de cómo hacer un Candy Bar casero se puede trasladar a otras muchas temáticas, solamente tienes que saber qué tema es el favorito y comenzar a escoger las gominolas. En esta parte también entraría toda la posible decoración que necesitarás para hacer tu Candy Bar perfecto.

Contar con un buen mantel, algunos globos acordes a la temática junto con algún cartel puede ser suficiente para darle un toque divertido sin tener que hacer un gran esfuerzo. Sin duda la mejor forma de cómo hacer un Candy Bar casero. Al final existen muchos estilos de Candy Bar y lo que es fantástico es que ninguno es perfecto, solo tiene que tener lo que a ti más te gusta y darle un toque imaginativo para que sea fabuloso.

Cuarto paso: Ten en cuenta cuantos invitados van a disfrutar de tu Candy Bar

Una vez que ya has escogido donde vas a colocar tus golosinas y cuál será la temática el siguiente paso sobre cómo hacer un Candy Bar casero será el de calcular cuántas chuches vas a necesitar para que todos tus invitados puedan salir satisfechos de tu celebración. No es lo mismo hacer un Candy Bar para una boda que para un cumpleaños, ya que el número de invitados será mucho más alto que en el primer evento.

Desde el primer momento, antes de comenzar a realizar nuestro Candy Bar, debemos saber cuántas personas van a asistir, así la cantidad podremos saber cuántas chuches necesitaremos en total. En el caso de necesitar chuches para bodas, comuniones y bautizos puede que necesites instalar dos Candy Bars distintos para que tus invitados puedan disfrutar de sus golosinas favoritas sin tener que esperar mucho.

Otro aspecto importante sobre cómo hacer un Candy Bar Casero es saber si algunos de tus invitados tienen alergias, como al gluten, o mantienen una dieta vegana. Por este motivo, para evitar que estas personas no puedan probar tu magnífico Candy Bar lo más recomendable es contar con chuches veganas y chuches sin gluten, que mantienen el mismo dulzor e increíble sabor que las originales y que podrás encontrar en nuestra web.

Ahora que ya conoces algunos de los consejos sobre cómo hacer un Candy Bar casero puedes ponerte manos a la obra. Solo tendrás que escoger tus chucherías favoritas, crear una buena decoración, pero sobre todo jugar con tu imaginación y aprovechar cualquier idea que tengas, ya que puede funcionar.

¡Si estás pensando en hacer tu propio Candy Bar y tienes alguna duda sobre alguna de nuestras golosinas, no dudes más y contacta con nosotros!