¿Cómo Decorar Cócteles con Chuches Deliciosas?

¿Estás pensando en organizar una fiesta diferente pero no sabes cómo conseguirlo? Tenemos la respuesta, puedes conseguir llamar la atención de todos tus invitados y que se queden con ganas de más si les ofreces distintos tipos de cócteles sin alcohol acompañados de chucherías. Y es que, además de lograr un sabor de lo más delicioso gracias a la combinación de diferentes bebidas con chuches, también conseguirás un resultado de lo más visual gracias a la decoración cócteles con estos sabrosos dulces que los acompañan. 

Las opciones son infinitas, para todos los gustos, ya que existen múltiples recetas de cócteles sin alcohol que se pueden preparar de manera sencilla, además de un sinfín de chucherías de todo tipo que pueden acompañarlos, desde regalices a modo de pajita, hasta todo tipo de golosinas que se precipitan hasta el fondo del vaso aportando color al cóctel y un sabor dulce de lo más especial. 

A continuación, vamos a conocer algunos ejemplos de cócteles acompañados de chucherías, ¿preparados para dejar a vuestros invitados boquiabiertos y con ganas de más?  

Chuches, la pieza clave de muchos cócteles 

Es muy común en muchos locales donde preparan cócteles que, a la hora de servirlos, nos ofrezcan como acompañamiento un platito con chucherías. Y es que los combinados casan a la perfección con estos dulces. 

Entonces, ¿por qué no mezclarlos en una única bebida? Conseguiremos un impresionante resultado en cuanto a sabor y color se refiere. Además, las golosinas elegidas pueden no solo aportar más dulzor al cóctel, sino también otros toques como acidez o picor. 

  variedad-chucherias 

Deliciosos cócteles sin alcohol acompañados por chuches 

Como se adelantaba anteriormente, existen múltiples recetas de cócteles sin alcohol, resultado de la combinación de distintas bebidas, por lo que puedes encontrar infinitos ejemplos en función de los gustos de tus invitados. 

Ahora bien, a continuación vamos a conocer algunos de las mezclas más conocidas, a las que vamos a incluir golosinas a modo de decoración cócteles. 

Cóctel Shirley Temple con chuches naranjas 

Empezamos con este típico cóctel sin alcohol y es que en sus orígenes estaba enfocado para los más peques, concretamente para la icónica actriz infantil Shirley Temple, de ahí su nombre, con el fin de que esta pudiese disfrutar de una sofisticada bebida acompañada de sus padres en una salida en Hollywood. 

La receta de este cóctel es de lo más sencilla, basta con mezclar en una jarra con hielo un litro de refresco de lima-limón, una lata de cerezas en conserva con su almíbar, un chorrito de granadina y una naranja en rodajas. 

A la hora de servirlo, tras echar en la copa esta deliciosa mezcla, vamos a coronar el cóctel con una chuche de color naranja, logrando un acabado de lo más estético y un sabor increíble.  

Michelada sin alcohol con chuches mexicanas 

La michelada es un tradicional cóctel mexicano. La versión sin alcohol se puede conseguir mezclando una lata de cerveza sin alcohol que esté muy fría, el zumo de dos limas, 10 mililitros de salsa picante y 5 mililitros de salsa inglesa, un toque de sal y de cayena molida y, opcionalmente, un poco de zumo de tomate. Es el cóctel ideal para los amantes del picante. 

Se sirve muy frío, en una copa con hielos. Y para conseguir un resultado gourmet y explosivo, nada mejor que incluir una chuche mexicana en forma de chile, con un ligero sabor picante, ¿te atreves? 

Banana Summer con chuches de plátano 

El banana summer es una perfecta combinación entre un cóctel y un smoothy, ya que se consigue al triturar un plátano. A este hay que añadir una pizca de jarabe de plátano, 6 centilítros de leche, otros seis centilitros de zumo de piña y una cucharada de zumo de limón o de lima. Por último, se incluye hielo picado y se vuelve a batir. 

El resultado será un cóctel con textura de batido, el cual se puede servir acompañado de chucherías amarillas, ya sean sabor a plátano o incluso a piña.  

San Francisco con brocheta de chuches 

Uno de los cócteles sin alcohol más icónicos es el San Francisco, el cual se cree que tiene su origen en esta ciudad estadounidense en los años 70, buscando, según dice la leyenda, conseguir los colores de un amanecer en una misma copa. 

Y esto puede conseguirse mezclando 15 centilitros de zumo de naranja con 3 centilitros de zumo de limón, 6 centilitros de zumo de piña, 3 centilitros de zumo de melocotón, 3 centilitros de granadina y, por supuesto, mucho hielo. 

Este cóctel suele ir acompañado de una rodaja de naranja y una guinda, pero en esta ocasión vamos a intercambiar este detalle por una brocheta de golosinas, con unas pequeñas rodajas de naranja y unas moras rojas, por ejemplo.  

Daiquiri de sandía sin alcohol con chuches ácidas 

Y para terminar, otro cóctel clásico, pero en su versión sin alcohol, el daiquiri. Se trata de una tradicional bebida combinada de Cuba, donde nació a principios del siglo XX. 

En esta ocasión, vamos a conocer cómo se prepara la versión de sandía, para la que hay que mezclar 200 gramos de esta deliciosa fruta triturada con 10 centilitros de zumo de uva blanca, cuatro cucharadas de almíbar y cuatro cucharadas de zumo de limón. Para finalizar la preparación es necesario incluir hielo picado y volver a batir. 

Se trata de una bebida muy dulce, por lo que quedaría perfecta con una chuche ácida coronando la copa.  

coctel-brocheta-golosinas 

En Vidal Golosinas, disponemos de una amplia variedad de chucherías para todos los gustos, ideales para combinar con tus cócteles favoritos, creando así una mezcla de lo más explosiva y, por supuesto, sabrosa. Disponemos de chuches de distintas formas, tamaños y texturas, además de una gran opción de sabores, para que puedas encontrar el que mejor encaja con el cóctel que deseas preparar.