Los disfraces de Halloween más originales

Se acerca la fecha más terrorífica del año y, para muchos, ¡la más divertida! Aunque en Estados Unidos es uno de los países donde su celebración es muy popular y puede que creas que es originaria de allí, Halloween es una festividad de origen celta que se ha extendido por todo el mundo en la última década. 

Niños y niñas de todo el mundo salen a la calle la noche del 31 de octubre con disfraces terroríficos para pedir golosinas y dulces con el popular juego “Truco o Trato” pero, ¿sabes de dónde viene esta tradición de los disfraces de Halloween? ¡Te lo contamos y os proponemos las ideas de disfraces más originales para esta fantasmal noche! 

 

Origen de los disfraces de Halloween 

¿Alguna vez te has preguntado por qué nos disfrazamos la noche de Halloween? Toda tradición tiene su origen y esta costumbre se remonta a hace más de 3.000 años. 

En la víspera del 1 de noviembre, se creía que los espíritus caminaban sobre la tierra para viajar al más allá, así que los celtas se disfrazaban y camuflaban para intentar confundirlos. Además, también se cree que paseaban por las calles y llamando de casa en casa ofreciendo bromas y humor a cambio de comida y bebida.  

Este puede ser el origen de lo que hoy conocemos como “Truco o Trato” de los más peques de la casa. La noche del 31 de octubre ya es costumbre que niños y niñas de todo el mundo salgan por las calles de su ciudad para pedir golosinas. El “Truco o Trato” se trata de un juego inocente y muy simple: todos los que eligen “trato” deben ofrecer chuches a los peques pero, por el contrario, si eliges el truco, significa que aceptas que los niños te hagan alguna trastada o broma como consecuencia de no darles golosinas. 

 

Disfraces de Halloween originales 

Ahora que ya sabes el origen de los disfraces de Halloween, desde Vidal te traemos las ideas más originales y sencillas para ser el más terrorífico en la noche del 31 de octubre. Las golosinas son las protagonistas de esta noche y nuestras propuestas de disfraces tienen que ver mucho con ellas y los elementos más característicos de esta festividad. 

 

Disfraz de calabaza 

Si piensas en un color que represente a Halloween seguro que se te viene a la mente el color naranja, ¡por las calabazas!  

El disfraz de calabaza es uno de los más populares al ser un elemento representativo de la noche del 31 de octubre. Es común encontrar calabazas a modo de decoración en jardines y fiestas durante esa noche con caras destinadas a dar un susto enorme a todo aquel que se acerque e incluso algunas de ellas con velas en su interior para iluminarlas y hacerlas aún más terroríficas.  

Puedes hacer tú mismo el disfraz con tela naranja y dibujando la cara con tela negra o también incluso con cartulinas de color. Si necesitas inspiración, seguro que nuestras chuches de Calabazas te ayudan y serán el complemento ideal para tu disfraz.  

 

Disfraz de vampiro o vampiresa 

Los vampiros son uno de los personajes más terroríficos, así que son una opción genial como disfraz para esta noche única.  

Hazte con una capa negra, un traje negro o vestimenta negra, tiñe tu cara de blanco mortífero y unas ojeras bien profundas con maquillaje y pinturas para cara y, por último, ¡añade mucha sangre como toque final! (artificial, por supuesto, jeje).  

Que no se te olvide un básico en este disfraz de Halloween de vampiro: los colmillos. Por suerte, tenemos los más dulces con los Colmillos de Vampiro de Vidal, tan aterradores como dulces. No pueden faltar en tu disfraz ni en tu bolsa de chuches esa noche. 

 

Disfraz de zombie 

Entre nuestra selección de disfraces de Halloween no puede faltar el clásico muerto viviente o zombie. Esta propuesta de disfraz es una de nuestras favoritas por su amplia variedad y posibilidades de customizar y personalizar tu atuendo, como por lo que simboliza, ya que la noche de Halloween es la de los muertos vivientes porque se cree que los espíritus caminan sobre la tierra. 

Cada disfraz de zombie es único y, además, es muy fácil de hacer en casa: ¡solo necesitas ropa vieja que ya no necesites! Si ya has localizado la vestimenta, llega el momento más divertido: es hora de romper y rasgar todo, ensuciar la ropa e incluso pintarla en sangre artificial para que tu personaje parezca realmente sacado de la tumba. 

Si hay algo que caracteriza a los zombies es su sed de cerebros y alimentarse de los humanos, por lo que en tu bolsa de chuches no pueden faltar los Sesos rellenos y los Bloody Eyes.  

. . . 

Esperamos que estas ideas de disfraces de Halloween os ayuden a pasar una noche de lo más terrorífica e inolvidable y, sobre todo, ¡con muchísimas golosinas! Recuerda que desde nuestra tienda online te las enviamos a casa en 24h para tu noche del 31 de octubre más dulce.